Visto para sentencia

Por Agustín López sobre el tema
Agustín López
Agustín López no ha puesto su biografía aún
El usuario no está conectado
Jun 07 General público

 

 

 

 

 

 

El S&P realizó ayer el movimiento esperado y marcó una cuenta de cinco ondas en el último impulso confeccionando un abc desde máximos, cumpliendo el objetivo del triángulo, cerrando el hueco pendiente por debajo del 1.600, retrocediendo el 60% del impulso alcista, apoyándose en la línea de tendencia, provocando un corte de macd alcista en gráficos horarios y confeccionando un impulso de recuperación de 25 puntos desde el mínimo en la última parte de la sesión. Todo ello después de haber retrocedido un 5,5% desde máximos lo que está en el promedio estadístico.

¿Se ha acabado entonces la corrección?  Está por ver. El dato de empleo de esta tarde puede tener la respuesta. Los requisitos para el alza se han dado, ahora hay que utilizarlos. Si desde aquí empieza a avanzar sin dudas y con fuerza en movimientos impulsivos así será e iremos camino del último máximo que resta. Si por el contrario vuelven los titubeos y los descensos, lo que hemos visto finalizar sería la primera parte de la corrección y entonces el proceso correcctivo seguiría en  marcha desarrollando una estructura mucho más larga y compleja.

En Europa vimos una debilidad ayer por la tarde desproporcionada para el comportamiento USA, puede deberse a la necesidad de que el índice director, el Dax, recortará proporcionalmente el último tramo alcista, consiguió llegar al 40% de retroceso, lo mínimo exigible, pero también puede significar que aún no ha terminado la corrección. Es un escenario complejo porque Ibex o Eurostock han corregido de forma similar al S&P, mientras que suizos o ingleses han corregido casi toda la onda alcista. El Dax, como es habitual, es el más reacio a cambiar el chip, carácter alemán.

El pesimismo ha vuelto al mercado, últimamente la psicología inversora cambia a una velocidad nunca vista, pasando de un extremo a otro con mucha facilidad, señal de que nadie se fía de nada y que todos son conscientes de que aquí no hay más batuta que la de la FED y cada vez que  oscila todos bailan a su son. Ya he dicho en otras ocasiones que cualquier parámetro de los habituales para medir valoraciones no tiene hoy ningún sentido, los bancos centrales son ahora los dictadores del mundo financiero y adivinar sus planes es adivinar que va a pasar en los mercados. Que acabará mal no tengo la menor duda, que pueden manejar este escenario durante mucho tiempo también es cierto. Ver  algunos índices en máximos históricos da risa, pero ahí están, tanta como ver los tipos a cero durante años, pero ahí están.

Todo esto acabará con el colapso del papel moneda. Cuando es la cuestión. Un sistema tan arraigado puede tardar décadas en ver su completa liquidación, en ello estamos.

Las Bolsas son la gran incógnita, en contra tienen que sus valoraciones son irreales, a favor que son las niñas mimadas de los bancos centrales. En un escenario de colapso fiduciario podrían reaccionar de cualquier forma, porque cuando llegue será mejor tener cualquier cosa que dinero y la manera más rápida de deshacerse del dinero es comprar acciones, al menos se tiene  parte de una empresa que es real.

Esto recuerda a una ratonera en la que se van tapando todas las salidas: dinero en el banco sin rentabilidad y peligroso, Bolsas caras, Bonos mucho riesgo y poco beneficio, mercado inmobiliario deprimido, oro sujeto artificialmente y riesgo confiscatorio, iniacitivas empresariales arriesgadas y sin visibilidad, materias primas sin pulso. Poco a poco nos hemos, o nos han, metido en el peor escenario posible, no es extraño que la pregunta más común sea: ¿qué hago con el dinero? Otro sistema quiere emerger, pero antes habrá que enterrar a este y no va ser fácil ni agradable. 

Tags: Untagged
Ruta: Agustín López > Visto para sentencia