Un poco más claro

Por Agustín López sobre el tema
Agustín López
Agustín López no ha puesto su biografía aún
El usuario no está conectado
Abr 20 General público

El S&P respetó el viernes el soporte en 1.538 despejando  en parte el posible recuento del movimiento a la baja iniciado desde máximos. Lo fundamental es que nos indicó que el movimiento no es impulsivo, de lo que podemos concluir que se va a tomar su tiempo y que el giro no va a ser demasiado brusco ni definitivo. El impulso desde el top se configura como un doble abc, siete ondas que marcan una típica corrección en abc pero con cada uno de sus impulsos desdobaldos en otra abc. Es una formación correctiva que completa una onda A de bajada. Nos esperan pues al menos otras tres ondas al alza (podrían ser más y alargarse por tanto) para completar una onda B que ya ha confeccionado su primer tramo de rebote y que debe encontrar el techo en algún lugar del rectángulo azul del gráfico. Posteriormente debe producirse una onda C que complete el movimiento bajista en tres o cinco impulsos.

A la vista de esto lo más normal es que el movimiento descendente acabe en la zona 1.480-1.500 completando un proceso correctivo para volver después al alza.

Esta hipótesis viene avalada por el aspecto de los gráficos europeos. El Dax volvió a mostrarse ayer muy débil y fue el único índice que marcó nuevos mínimos. Parece que lo que hizo fue abrir espacio para no tener que superar el soporte roto en 7.580 cuando se produzca el rebote. A su vez el Ibex hizo lo contrario y parece que también se está haciendo espacio para no tener que romper el soporte en 7.500 cuando llegue la onda C. El hecho de que el Eurostock y el Cac tengan techos con forma de murciélago también apoya esta propuesta.

Voy a partir por tanto de la premisa de que veremos una continuación del rebote en próximas sesiones con movimientos moderados y altibajos hasta que se complete la onda B, en la que el S&P debería quedarse en el area marcada por el rectángulo, el Dax rebotar sin superar el 7.580 y el Ibex buscar un punto entre el 8.050-200, para después iniciar otro movimiento bajista en el S&P hasta la zona 1.480-1.500, en el Dax hasta el 7.000 (completar el recorrido de la cuña rota) y el Ibex hasta el 7.500.

Con posterioridad es posible que veamos un fuerte movimiento al alza provocado por los siguientes factores, murciélagos en varios índices, exceso de osos en el mercado, siete ondas en el último tramo alcista del S&P que no deben ser techo por tanto. Es posible pues que con el tiempo veamos un nuevo máximo en el S&P aunque no demasiado pronunciado. Otra cosa es el Dax que sí ha marcado una pauta terminal y podría ser suficiente. El murciélago del Eurostock nos sirve de indicio para el Ibex y nos señala que podría volver a los máximos del año o cerca pero no mucho más lejos.

Seguiré afinando el recuento a medida que transcurran las sesiones. Los mercados están complicados y muy controlados, un movimiento así es el que le conviene a Bernanke (el que verdaderamente los controla en la actualidad) tal y como señalé en el último artículo: que se detengan las alzas para que los inversores no huyan del mercado de bonos, pero que no sufran tanto como para disipar el efecto riqueza "artificial" conseguido.

Tags: Untagged
Ruta: Agustín López > Un poco más claro