Eco del pasado

Por Agustín López sobre el tema
Agustín López
Agustín López no ha puesto su biografía aún
El usuario no está conectado
Jun 14 General público

Buceando ayer en internet encontré en un blog llamado "agobiao" uno de los primeros artículos que escribí en el blog original de Radar Market, hace ya cuatro años, lo había olvidado y no tenía copia, me hizo ilusión recuperarlo. Es un diálogo entre banqueros y quien lo posteó se cuestionaba si realmente era ficticio. Doy fe de que lo es.

 

- A ver, explícame otra vez todo desde el principio que no lo veo claro.
- Primero bajamos el tipo de interés al máximo y perseguimos a la gente hasta sus casas ofreciéndoles préstamos baratísimos.
- Vale, lo de siempre, tv, periódicos, comerciales agresivos, bonus, vale, hasta ahí bien.
- Eso conseguirá que todo suba de precio, las Bolsas y los inmuebles escalarán hasta máximos históricos.
- Oye ¿de dónde vamos a sacar tanto dinero?
- De ningún lado, un apunte en el ordenador y ya está. La deuda será el préstamo.
- Ya,..¿y si no pagan?
- Sí, algunos no pagarán, nos quedaremos con las casas.
- Entonces tendremos muchas casas que valdrán menos.
- No corras, déjame que te explique.
- Vale, venga.
- Con eso conseguiremos que los más simples se queden hipotecados de por vida comprando casas a precios de boom. Nosotros ya habremos deshecho nuestras inversiones en ese momento.
- ¿Y..?
- A continuación decimos eso de “ay, madre lo que se nos viene encima” y provocamos un estado de alarma que nos “obligue” a cerrar el crédito. Ni un chavo más a nadie.
- Vale, entonces todo comenzará a bajar ¿apretaremos mucho?
- Al máximo.
- ¡Joder, habrá tantos impagos que nos llevarán por delante!
- Sí, eso diremos, que si no nos ayudan se acaba el mundo.
- Las bolsas se hundirán como nunca..¿con qué dinero compramos las acciones?
- Con el de siempre, con el ellos. El Estado nos dará cantidades astronómicas para evitar el colapso. Con él adquirimos los títulos a precio de ganga y “proclamando que hacemos un sacrificio para salvar la economía”
- ¿Ya, pero habrá que devolverlo?
- Bueno, una parte al menos. Cuando tengamos las acciones provocaremos un mercado alcista con síntomas de que todo se va a solucionar pronto.
- ¿Y los bancos que no están en el ajo?
- ¿No crees que somos demasiados?
- Sí, la verdad que sí.
- Cuando el mercado de acciones se haya recuperado haremos ampliaciones de capital para devolverle el dinero al Estado. Otros muchos nos darán su dinero a cambio de papelitos. Con el pagaremos parte de las ayudas para que vean que buenos somos.
- ¿Venderemos también las acciones que compramos abajo?
- ¿Tú que crees?
- ¿Y con las casas embargadas?
- Las iremos liquidando poco a poco, siempre son un bien tangible. La mayoría nos pagarán aunque les cueste la vida, a las otras les perderemos algo. Pero el negocio seguirá siendo redondo. Total el dinero que les dimos no era más que un apunte contable.
- Ya lo creo, vamos a dejar a todo el mundo con una mano delante y otra detrás. Habrán perdido con las casas, con las acciones, y un estado endeudado les subirá los impuestos y nos tendrá que pedir dinero prestado a su vez, con lo que ellos también se endeudarán más. Se pueden cabrear mucho. A ver si va a haber líos.
- Eso es cosa de los políticos.
- Habrá una crisis muy gorda ¿qué va a ser de ellos?
- Trabajarán más, ahorrarán, con el tiempo volverán a estar preparados para un nuevo ordeño.
- ¿Qué vamos a hacer con tanto dinero?
- ¡Coño, como eres! ¿te vas a quejar por eso?
- ¿Y todo esto para qué?
- Eso tendrás que preguntárselo a los de arriba.
El jet privado aterriza.
- Dale recuerdos a tu familia. Tenemos que cenar un día de estos.
- ¿Porqué no os venís el fin de semana al yate?
- Te llamó y te digo.
- Vale, adiós.
Tags: Untagged

Acceso Usuarios

Calendario

Loading ...

Archivos del blog

Buscar

Ruta: Agustín López > Eco del pasado