Distorsiones

Por Agustín López sobre el tema
Agustín López
Agustín López no ha puesto su biografía aún
El usuario no está conectado
Abr 13 General público

¡Qué tiempos! El mundo patas arriba. Caen meteoritos, dimiten los papas, quiebran países, la Nasa proyecta cazar un asteroide, los fenómenos climáticos se disparan, se descubre la partícula de Dios, se encuentra un código matemático en el ADN, el sol rompe con su comportamiento cíclico habitual, la corrupción se generaliza, los bancos olvidan que su función es prestar dinero, aparecen extraños virus, un veinteañero norcoreano amante de los videojuegos y Disney amenaza con una guerra nuclear, el presidente de EEUU es afroamericano, judío, musulmán y católico, los bancos centrales se convierten en los principales inversores, bitcoin sufre su primera burbuja y su primer crack en el mismo mes y el S&P bate records históricos justo cuando las encuestas dan el mayor sentimiento bajista en años.

Sorprendente y significativo, la encuesta de sentimiento AAII de 10 de abril arrojaba un 19% de alcistas y un 54% de bajistas, cifras únicas y similares a las que vimos cuando el mercado hacía suelo en marzo del 2.009, pero esta vez en el día que el S&P rompía los máximos históricos. La conclusión es sencilla, nadie tiene acciones, los inversores han ido vendiendo a lo largo de estos cuatro años de alzas ininterrumpidas y los que las poseen  son las manos fuertes, aquellas a las que los Bancos Centrales les han dado todo el dinero del monopoly, el resto son unos cuantos despistados picotenado esto o aquello y traders cambiando de dirección rápidamente. Mala época para los osos que se ven obligados a andarse con mucho tiento y a cerrarse de la noche a la mañana. Esta semana hemos visto un claro ejemplo de ello.

Por si no eran suficientes las paletadas de dinero de la FED, el Banco de Inglaterra y el BCE, el banco de Japón se ha unido a la labor inyectando cifras similares a las USA en lo que va de año. Su economía sigue igual pero su Bolsa vuela a la misma velocidad que se desploma su divisa.

¿Cómo acabará tanto despropósito? Mal, seguro, la cuestión es saber cuando y con qué consecuencias. La economía real y la financiera se han divorciado definitivamente. Los gobernantes se aferran al viejo modelo y se muestran dispuestos a sostenerlo caiga quien caiga. Una nueva realidad está emergiendo pero aún no se consigue darle forma. Tarde o temprano habrá que hacer borrón y cuenta nueva, será duro e injusto, mientras tanto habra que convivir con estas distorsiones. Los mercados USA han llegado a un extremo de sobrecompra cuando el sentimiento llegaba a un extremo de pesimismo ¿Eh? Una verdadera ruleta rusa. Las Bolsas no pueden caer hasta que no alivien estas cifras, salvo que el norcoreano convierta la realidad en otro videojuego. Parece imposible, razón por la que no hay que descartarlo.

Todo ha cambiado y más que lo hará ¿verdad Angela? 

Tags: Untagged
Ruta: Agustín López > Distorsiones