Las entradas del blog por categorías en Artículo

Artículo

30 envíos en esta categoría

Niveles de realidad

por Agustín López
Agustín López
Agustín López no ha puesto su biografía aún
El usuario no está conectado
Miércoles, 20 Junio 2012 13:46 Categoría Artículo

Todos los seres humanos son lo suficientemente inteligentes para entender como explotamos a otros animales, vacas, cerdos, conejos, gallinas, ovejas, cabras, peces, caracoles, abejas y muchos más. Todos entendemos que los animales explotados no son conscientes de ello y que cuando los estamos cuidando no saben cuales son nuestros propósitos reales.

Sin embargo pocos individuos pueden llegar a entender que nosotros somos un animal más, el más productivo de todos y que también estamos siendo explotados sin ser conscientes de ello. Pocos imaginan que quizá no seamos más que un rebaño de ovejas manejado en interés de unos cuantos pastores, no podemos entender que detrás de las cosas que suceden hay un plan bien definido con un objetivo preciso. Al Igual que una oveja no entiende por qué se la lleva a un pasto o a otro, por qué se la esquila, por qué desaparecen algunas de ellas, por qué las meten en cercados, las transportan en vehículos, las marcan o las ordeñan.

Las ovejas creen que su controlador es el perro, es el que las acecha, el que las acosa, el que las dirige y les da un mordisco si hace falta. Jamás pensarían que aquel tipo al que llamamos pastor, que las desenreda de la alambrada, que cuida sus partos y que hasta les pone un nombre y les hace alguna caricia, es el que de verdad manda y el que decide su futuro, no pueden imaginar que el perro está a su servicio y le obedece, de lo contrario no estaría allí. No pueden entender que es el pastor el que cambia al perro cuando le interesa y que tiene un plan muy definido para ellas siempre en provecho propio, no entiende que para el pastor ellas son una mercancía y que las tiene bien contadas y sabe cuanto valen en dinero cada una. No entienden que tiene una agenda en la que hay un momento para engordarlas y otro para sacrificarlas.

Si el rebaño de hombres entendiera esto, no se extrañaría del comportamiento de los políticos (el perro) y sabría que no importa mucho que sea blanco o negro, grande o pequeño, fiero o manso, sabría que lo esencial es que obedece al pastor. Entendería también porque ocurren las crisis y quien sale ganando, entendería por que se toma cada una de las medidas que se toman y sabría integrarlas en el plan general del pastor. Podría anticipar sus movimientos. No se asustaría de las carreras y balidos de sus congéneres y sabría como actuar.

Siempre hay algunas ovejas negras un poco diferentes a las demás, que se cuestionan alguna cosa más, que imaginan que se puede vivir sin perro ni pastor. Cuando todas descansan al atardecer ellas miran al pastor que debe ser muy listo porque tiene unos papeles en las manos y lee. Ellas no entiende que es leer y menos que es el conocimiento y la tecnología, no puede entender que el pastor lee un folleto en el que le venden un nuevo sistema de control del rebaño mucho más efectivo, el perro que está a su lado tampoco entiende que tiene los días contados, porque lo que el pastor lee es la invención de un chip que hará el trabajo del perro y mucho más. Le indicará donde están las ovejas, cuando nacieron, quienes fueron sus padres, cuanto pesa, cuanto vale, que tratamientos ha recibido, de que categoría es su leche, lana y carne, y hasta podrá dirigirlas a base de pequeñas descargas eléctricas que dejaran al perro como poco en paro.

Ninguna de ellas puede entender que los pastores han hablado entre ellos y han decidido que hay sobreproducción, y que se están agotando los pastos, y que para solucionarlo han decidido fusionarse, racionalizar la producción y aplicar la nueva tecnología existente. Las ovejas sienten que viven tiempos raros, pero no entiende por qué y menos aún se hacen la pregunta clave ¿para qué?

Hay muchos niveles de realidad, para los que están en uno superior es muy fácil manejar  los inferiores y para los que están en el inferior es imposible entender los superiores.

¿Sabe usted cual es su nivel?

¿Es capaz de integrar todo lo que sucede e ir colocando las piezas del puzzle o sigue mirando las primas de riesgo, leyendo las condiciones de los rescates o pendiente de las declaraciones de Merkel, Draghi o Rajoy?

Los pastores se tienen que estar riendo mientras dan un trago de vino y nos observan desde un risco sentados a la sombra de un árbol.

Quizá se crea muy listo porque cuando juega al ajedrez es capaz de planear los tres próximos movimientos, eso es porque no ha jugado con alguien que puede adelantar veinte. Inténtelo, hay que intentarlo, de lo contrario está perdido.

Las ovejas sólo podrán liberarse cuando conozcan y entiendan toda la verdad. Entonces podrán hacer frente común contra el pastor, en ese momento será este quien tenga que preocuparse, porque sin ovejas no es nadie. Por ahora está tranquilo, sabe muy bien que eso es imposible, y ya se encarga él de que siga siendo así.

Tomates rojos

por Agustín López
Agustín López
Agustín López no ha puesto su biografía aún
El usuario no está conectado
Lunes, 23 Abril 2012 10:26 Categoría Artículo

El discípulo se acercó al maestro zen y le preguntó ¿maestro, cuándo alcanzaré la iluminación? El maestro respondió: cuando no pienses en tomates rojos. El discípulo, confundido, volvió a su lugar de meditación sin entender cual era el significado pero con la certeza de que aquellas palabras escondían un gran secreto. En su mente permanecía la imagen de unos espléndidos tomates rojos.

Conocerse a uno mismo es la llave maestra y un paso en este camino es comprender que el pensamiento racional es una pequeña parte de la mente, la más inconsistente, la punta del iceberg. Bajo la línea de la conciencia, sin que nos percatemos, está la mayor parte, la sumergida, la más potente y la que determina nuestras acciones. Conocer su funcionamiento es imprescindible para sacarla a flote y poder utilizar los numerosos recursos que esconde. La premisa esencial es reconocer que esta parte de la mente no utiliza palabras. Se expresa con imágenes y emociones. La primera consecuencia es simple, el inconsciente no maneja razonamientos abstractos, verbales ¿Cómo puede representarse en una imagen real “cuando no pienses”? Por eso al decir el maestro “cuando no pienses en tomates rojos” éstos aparecen inmediatamente en la mente, de ellos sí hay imágenes guardadas en los archivos inconscientes. A continuación surgirán las emociones asociadas, me gustan, tengo hambre, me comería uno, que bonitos son, o recuerdos asociados a eventos que ocurrieron con la participación de un tomate, una cena, un incidente, el puesto del barrio, el recuerdo de un viaje o lo que sea, los archivos inconscientes son inmensos. Cuando quiera darse cuenta quizá su estado de ánimo haya cambiado dependiendo de la emoción que viniera asociada con la imagen, y posiblemente determine una actuación futura, irse a comer, llamar a alguna persona que apareció en esos recuerdos, o la decisión de volver a Estambul donde vio aquel colorido puesto de verduras. La casuística es inagotable. También puede suceder que inmediatamente reciba otro estímulo que borre de un plumazo los tomates y recomience el proceso mandándole en otra dirección. De cualquier forma este es el funcionamiento.

Este proceso es siempre así, da igual que usted quiera adelgazar, dejar de fumar o invertir en Bolsa.

Para un trader es imprescindible conocerlo, debe saber como funciona ese diálogo interno y cuales son sus consecuencias, porque al otro lado están lo que llamamos “manos fuertes” y juegan con muchas ventajas, manejan la información, conocen este mecanismo y pueden dispararlo o manipularlo, tienen más recursos y utilizan el dinero de otros. Visto así está difícil. Así es, por eso el 90% fracasan, pero se puede estar en el lado ganador si se sabe como hacerlo.

Por mucho que se haya planeado una posición y por bien que esté razonada, en cuanto se haga efectiva, este proceso se pondrá en marcha, ahora usted mirará los mismos gráficos y le parecerán diferentes, o repasará los razonamientos que le llevaron a tomar la decisión y volverá a matizarlos. La adrenalina ha estimulado todo su organismo y en el inconsciente ya vuelan los archivos que guarda y que tienen relación con momentos similares.

El organismo asocia la adrenalina con supervivencia, y por tanto con peligro y situación de urgencia. Si su pulso y respiración se han acelerado no puede pretender que su inconsciente permanezca impasible, está buscando toda la información disponible para casos parecidos. Lamentablemente junto a ocasiones en las que la situación se desarrolló favorablemente le mostrará más en las que no sucedió así porque con la supervivencia no se juega y su instinto de protección tenderá a evitar males en mayor proporción que a esperar recompensas. Si en estos momentos usted lee alguna noticia que contenga palabras como riesgo, caída, desastre, pérdida, crack, o algo similar, su inconsciente le surtirá de toda una filmoteca de imágenes que vendrán asociadas a emociones desagradables que inundarán de fantasmas sus razonamientos. Cuando quiera darse cuenta estará inquieto, estresado y posiblemente dispuesto a deshacer su posición e incluso a tomar la contraria.

El inconsciente no distingue la realidad exterior de la que se proyecta en su mente, para él son iguales y su cerebro pondrá en marcha los mecanismos biológicos de igual manera, tanto si usted está viviendo un acontecimiento, como si lo está imaginando, o soñando. No discrimina jamás, por eso no entiende que es sí y no, sólo experimenta, no emite juicios, para él todo es parte de la misma película (quizá tenga razón) El que hace esto es el cerebro racional que sólo mediante entrenamiento podrá imponerse a esta fuerza mucho más poderosa y emocional.

A pesar de todo, este niño grande, es, como todo niño, maleable, sólo hay que saber mandarle la señal adecuada. Todas las personas que hablan en público tienen un nivel mayor o menor de nerviosismo, es el mismo mecanismo que puede atenazar al orador y dejarlo en blanco. Los más experimentados suelen tener un vaso de agua a mano del que dan un trago de vez en cuando ¿porqué? Por que el organismo esta diseñado para aligerarse en caso de peligro, es la razón por la que los esfínteres se sueltan cuando se siente un miedo intenso, de esta forma si se toma un sorbo de agua el organismo entiende que, si se le está alimentando, es porque no existe un gran peligro e inmediatamente se relaja. De igual forma funciona respirar lenta y profundamente o escuchar música, entre otras muchas cosas. Eso detendrá el proceso o lo minimizará. Lo que no se debe hacer es aumentar el número de estímulos que incrementen la sensación de riesgo así que no se ponga a leer noticias, mirar gráficos antiguos o a consultar a un colega. Mantenga su posición mientras su planteamiento esté funcionando, cuando se haya materializado o haya comprobado que era erróneo, deshágala sin miramientos.

Si estaba equivocado y tiene pérdidas el proceso se retroalimentará y le surtirá de nuevas emociones negativas, entonces por evitar las consecuencias quizá decida continuar con la posición a pesar de que ya no sabe donde se encuentra, esto le llevará a un círculo vicioso muy peligroso en el que muchos traders han quedado fuera de combate.

El inconsciente toma la realidad como un conjunto único, no etiqueta subir o bajar, ganar o perder, para él todo es simbólico y está conectado, de ahí lo extraño que pueden ser los sueños para la mente racional. El entender la realidad como un “todo” conectado, que como hemos visto puede ser un gran obstáculo, también puede convertirse en la mayor de las ventajas si se sabe y se acepta. Si consigue “no pensar en tomates rojos” y dejar la mente absolutamente en silencio y alerta entonces esa fuerza inconsciente, que nunca descansa, lanzará sus tentáculos de interconexión hacia fuera y volverá con su mensaje en forma de intuición, presentimiento, revelación o simple pieza de puzzle, y aunque parezca mentira, será el camino acertado. Un convencimiento profundo de lo que va a pasar se abrirá camino y lo más increíble…sucede. La bombilla se enciende ¿la iluminación?

 

Hombres contra máquinas

por Agustín López
Agustín López
Agustín López no ha puesto su biografía aún
El usuario no está conectado
Lunes, 23 Enero 2012 09:59 Categoría Artículo

Quizá usted sea de los que piensa que el mercado de valores está iniciando una tendencia alcista ¿Es así? Puede que sus gráficos le indiquen que los mínimos del 2.009 fueron suficientes y por tanto un suelo de mercado, puede que opine que todo mal está descontado, que los Gobiernos no dejarán caer las Bolsas, que los Bancos Centrales inyectarán el dinero que haga falta, puede creerlo por que observa un exceso de pesimismo, por contrary market opinión, por razones técnicas, por un sistema infalible que ha encontrado o por los razonamientos de algún afamado gurú. Añada los motivos que quiera a esta lista, la casuística es inagotable.

Si piensa de esta forma es porque no lleva el tiempo suficiente en el mercado o porque aún no ha entendido las reglas del juego.

La Bolsa son ciclos, cosechas de agricultor, el terreno se abona, se riega, se trata y se espera a que llegue el clima adecuado, brotan hojas, luego flores y finalmente frutos que engordan día a día hasta alcanzar el punto de recolección, después vuelta a empezar. Debe tener claro como funciona y quienes son los agricultores y quienes los frutos, porque de ello depende que usted coseche o sea cosechado.

Si alberga la idea romántica de que los mercados son un lugar donde las empresas buscan financiación, debe cambiar su óptica, los mercados son un negocio, el “negocio” en realidad. Allí es donde va a desembocar la riqueza real y donde es recolectada por los sujetos mejor preparados y poderosos del planeta.

No hay ciclo alcista sin la participación de las masas, estás son los frutos a recolectar, cuando una gran mayoría de individuos tienen unos ingresos seguros, sin deudas o de pequeña dimensión, se empieza a generar ahorro lentamente, riqueza sobrante, excedentes de una coyuntura económica favorable que, poco a poco y por fases van llegando al mercado de valores, el fruto engorda y los agricultores están satisfechos, se echa más agua (liquidez) más abono (mensajes de optimismo) y se prepara la recolección. El leviatán financiero se apodera entonces de la riqueza real y la hace retroceder de nuevo, pone la cosecha a buen recaudo y espera que el proceso se reinicie.

La inconsciencia de los cosechados y la experiencia que nunca puede transmitirse a la generación posterior hace que el ciclo se repita indefinidamente.

La pregunta clave es pues ¿dónde está el inversor de a pie? Pues según los últimos datos desaparecido, peor aún, desapareciendo, desde el año 2.000 su participación va en descenso, llegando a niveles de los años 80. No es de extrañar y no es necesaria ninguna estadística oficial. Mire a su alrededor, el que no está en paro, está temiendo estarlo, el que no está asfixiado por una hipoteca, hace malabarismos para llegar a fin de mes, y esta vez la situación es extensible a muchas empresas y Estados ¿cree de verdad que estamos iniciando un ciclo alcista?

¿Quién está ahora en el mercado? Los profesionales (no tienen más remedio) las instituciones (son la base del mercado) los traders, los especuladores y alguna que otra fruta que escapó a la anterior recolección.

¿Qué se puede esperar entonces del mercado? Vueltas y más vueltas hasta que llegue el momento final. El momento final es un suelo profundo, siempre más profundo de lo que se espera. Los agricultores hacen una limpieza total de los arboles justo antes de que se reúnan las condiciones necesarias para que empiece el ciclo de crecimiento. Generalmente es un momento en que los participantes se quedan asombrados, con la boca abierta, nunca imaginaron que podrían ver esos precios, se sobrecogen y dudan, el temor les atenaza. Son los síntomas de que el momento ha llegado. Aún está lejos.

¿Y entonces qué hacer ahora?

Los mercados abren todos los días, y no pueden más que subir o bajar, así que siempre hay oportunidad de negocio, al alza o a la baja. Ahora bien, hay que ser consciente de que en las circunstancias actuales, ganar es laborioso y que los recorridos siempre son limitados con giros constantes. Debe saber que el pastel a repartir es pequeño y que andan tras él los participantes más avezados. Es más, si alguna vez ha habido un momento complejo es este, la tecnología ha cambiado el procedimiento, lo positivo es que ahora usted puede informarse, comprar o vender cualquier activo desde el ordenador de su vivienda o despacho, o desde su teléfono móvil, lo negativo es que también ha permitido a los agricultores cuidar sus tierras sin moverse de sus casas. Sus nuevas cosechadoras son carísimos y sofisticados programas informáticos que contienen las técnicas matemáticas más avanzadas, toda la información disponible en el mercado, pautas psicológicas, figuras técnicas que utilizan los inversores, indicadores, estadísticas y cualquier elemento imaginable que contribuya a zarandear el mercado exprimiendo hasta el último dólar o euro posible. Hay más, a estas máquinas no les traicionan las emociones porque no las tienen, no cobran bonus ni son ascendidas, no soportan la responsabilidad ni temen ser despedidas, no se cansan, ni se despistan, ni se impacientan, ni se angustian, no incurren jamás los errores que usted suele cometer ¿ha jugado usted al ajedrez con un buen programa en el máximo nivel?

Considere además que los agricultores tienen pólizas de cobertura para casos de fuerza mayor, nunca pierden, si no hay cosecha se les indemniza por el bien del sistema.

¿Se puede ganar dinero entonces en este mercado? Sí, según las estadísticas hay un 10% que lo consigue y de este diez un 2% que lo hace de forma constante ¿Y cual es el secreto?

Dicen que un especulador desesperado acudió con esta pregunta a un monasterio remoto y un sereno mojen zen le contestó: “comprar barato y vender caro”

Y ahora dirá usted ¿y cómo se yo cuando algo está barato o caro? Pues a través del sistema más antiguo y recomendado por los sabios de toda época: conózcase a sí mismo. En realidad cuando usted compite con el mercado no hace otra cosa que competir contra usted mismo.

Para empezar olvídese de su cabeza, por mucho que usted discurra, investigue, se informe o cualquier otra actividad racional que realice no alcanzará en toda su vida lo que el ordenador puede hacer en un unos minutos. Su diálogo mental constante no hará más que agotarle y confundirle, le provocará un torrente de emociones continuas que acabarán con su dinero, su tiempo y su salud.

Tenga en cuanta sin embargo que si nosotros los fabricamos, debemos atesorar algo que ellos no tienen, precisamente eso que le hace a usted tan vulnerable, sus emociones, son la llave de la puerta. Albergamos un gran potencial creador e imaginativo, una especie de sexto sentido que cuando se sabe escuchar nos indica en toda ocasión si estamos actuando correctamente. Lo que llamamos intuición, voz interior o como quiera denominarle, tan denostada por las corrientes racionalistas, es una especie de conexión con un vasto conocimiento inconsciente que aún no podemos explicar pero que funciona. Domine pues las técnicas, acumule la información estrictamente necesaria y después olvídese de todo y escúchese así mismo. La sabiduría emocional no utiliza palabras, si su acción es correcta estará relajado, dormirá bien, disfrutará de una conversación y estará en el momento presente, si es errónea no le pasará la comida, no encontrará una postura cómoda en la que sentarse, dormirá superficialmente o irá de aquí para allá con cara de zombi. Los síntomas pueden ser muchos y muy personales, descúbralos. Quizá lo que le digan es que usted no nació para esto o quizá le ayuden a acceder a otros aspectos de usted mismo que nunca había sospechado, siempre saldrá ganando cuando conozca como funciona su mecanismo interior.

Unas pautas simples. Hasta que el mercado se ponga más transitable, ocurrirá aunque parezca mentira, limite su apalancamiento, sea exigente con el precio, no crea en las tendencias, por tanto no compré cuando se rebasen resistencias ni se ponga corto cuando cedan soportes, no se impaciente cuando la posición vaya en contra, póngase un stop mental pero no se lo enseñe a las máquinas, en los laterales abra largos siempre por debajo de donde salió y cortos por encima, se pueden cosechar grandes pérdidas o ganancias sin que el mercados se mueva del sitio, está estrategia le pondrá en el lado bueno. Si no es posible espere hasta estar seguro. No persiga las noticias. Tenga en cuenta que todo movimiento al alza acabará revirtiéndose hasta que llegué momento final. No esté demasiado tiempo viendo como se exprimen los mismos precios en su ordenador, acabará hipnotizado e incapaz de imaginar otro escenario. Busque recorridos suficientes y si no los encuentra olvídese hasta que surja la oportunidad.

El mercado acaba “sintiéndose” tarde o temprano, si no percibe nada no haga nada. Consiga distinguir las sensaciones de los deseos.

Su única ventaja es su pequeño tamaño, su capacidad de maniobrar rápidamente, si usted es hábil podrá entrar en el huerto coger la fruta y salir con ella, podrá hacerlo varias veces antes de que la pesada maquinaria del agricultor haya conseguido moverse, no podrán evitarlo y ya cuenta con ello. El problema es que por definición sólo puede hacerlo una minoría, de lo contrario el mercado no sería lo que es. Debe actuar pues de forma opuesta a como lo haga la mayoría, entonces estará en ese 10%, quizá en el 2% de la cima. Si no se cree capaz mejor que espere a los buenos tiempos, entonces hay barra libre y la única dificultad estriba en salir del local antes de que cierren las puertas.

 

El famoso 2.012

por Agustín López
Agustín López
Agustín López no ha puesto su biografía aún
El usuario no está conectado
Martes, 03 Enero 2012 11:16 Categoría Artículo


Debe ser cierto, como señalan algunos científicos, que el tiempo se está acelerando porque los días pasan como caballos al galope y casi todos cabalgados por importantes acontecimientos. En el 2.007 hacía las proyecciones del mercado bajista con una ventana temporal que se prolongaba hasta finales del 2.012 y un par de parpadeos después aparece como por ósmosis en el calendario.

Dos mil doce, el apocalíptico, el mediático, el profético, el temido, el ansiado ya está aquí.

No faltan argumentos para afirmar que puede ser un año especialmente severo, las circunstancias que conforman su pórtico de entrada no son precisamente halagüeñas

Crisis europea

2.011 ha puesto en evidencia la debilidad europea, las cabezas pensantes de la rancia Europa han concluido que las economías que componen la zona euro no son homologables. Ahora resulta que una moneda común puede ser un error y que es imposible salvar a todos los “primos” empobrecidos. Algunos ya han sido rescatados, sin mucho éxito por cierto, y los próximos en necesitarlo comen demasiado para poder atenderlos. Posturas para todos los gustos partiendo de la unánime recomendación de que se pongan a dieta: ruptura, varias zonas a diversa velocidad, abandono de alguno o algunos, armonización fiscal y presupuestaria…ruido sólo ruido.

El euro no va a desaparecer, a nadie le interesa, es un juego de asfixia y presión con un único fin, que los Estados sigan cediendo soberanía a entes supranacionales. A lo sumo se puede esperar que se deje caer algún país de forma ejemplar (el Lehman de esta crisis) para que el resto ceda a pretensiones que no aceptarían salvo en caso de fuerza mayor. Europa es el laboratorio para ir un paso más allá de la globalización. Con el tiempo el planeta ya no se dividirá en países sino en zonas económicas.

Ocaso de la hegemonía económica estadounidense

Wall Street y las grandes corporaciones son las que detentan el poder real. Los políticos están atados de pies y manos ante el poder financiero. La deuda norteamericana es exorbitante, imposible de pagar, sin embargo los centros de poder nadan en la abundancia, han maniobrado perfectamente para que todos los recursos acaben en sus manos mientras el resto se empobrece. Ahora tienen los ases de la partida e imponen sus intereses. Lo que suceda con EEUU no es demasiado transcendente, estas entidades no tienen nacionalidad, se mueven al lugar que les conviene, el dinero y el poder es su verdadero hogar, para ellos no hay fronteras.

El americano medio es el que soporta la difícil tesitura, endeudado y sin capacidad para competir con otras economías que emergen y están dispuestas a producir en peores condiciones y a menor precio. Este puede ser el año en que aterricen de bruces contra la realidad ¿Y el sueño americano?

El dinero que no existe

Occidente se deslizó por la pirámide Ponzi, entró al juego de crear dinero virtual, cifras sobre las pantallas de los ordenadores a las que nada respalda, un agujero negro de apalancamiento y derivados que no se pueden saldar, y menos aún sus intereses. Tierras, empresas, bienes inmuebles, puestos de trabajo, bienes reales y tangibles que se consumen intentando tapar agujeros virtuales que suponen varias veces el valor de todo cuanto existe. Tarea imposible que necesitará borrón y cuenta nueva y que dejará muchas víctimas en la cuneta.

La democracia en retirada

Papandreu propuso un referéndum y el mercado lo finiquitó en 24 horas ¿para qué consultar a los ciudadanos si no saben lo que hacen? ¿Se acuerdan de cuando se repetían las consultas populares hasta que todos aceptaran el euro? Su cabeza rodó y el puesto lo ocupó un tecnócrata. Berlusconi también cayó y a los italianos se les impuso otro tecnócrata, igualmente a dedo. Otros gobiernos como el irlandés o el portugués cayeron adelantando los cauces habituales y fueron sustituidos por otros más dóciles. Al español se le requirió con nocturnidad y alevosía y se le leyó la cartilla, obediencia instantánea, donde dije “digo” digo “Diego” y órdenes cumplidas de un día para otro, con modificación de la Constitución y lo que haga falta. Y harakiri político, por supuesto.

Muchos ya no pueden elegir a sus políticos y los que pueden votan a marionetas.

El estado del malestar

Cada vez más desempleados, sueldos más bajos, más desahuciados, peor sanidad y más cara, peor educación y más cara, más impuestos, más recortes, peores condiciones de jubilación. Todos los servicios empeoran y se encarecen. El nivel de vida baja a la misma velocidad que sube el volumen de los que cruzan el umbral de pobreza. Se disparan los hurtos famélicos y los comedores sociales están desbordados. Las administraciones dejan de atender sus compromisos, en pagos y en servicios, el sistema parece estar cogido con alfileres. Si no fuera por los coches, internet , los móviles y las tiendas “todo a 1 euro” la estampa se aproximaría a la de la gran depresión.

Protestas y movimientos sociales en ascenso.

El aterrizaje chino

La gran fabrica se ha quedado sin compradores. Produce y produce pero ya no hay demanda suficiente. Están sobredimensionados. La parálisis occidental les ha cogido en plena burbuja inmobiliaria, ciudades enteras recién construidas prácticamente deshabitadas. Sus bancos y su Gobierno han invertido con demasiada alegría, sus activos USA son un quebradero de cabeza, incómoda papeleta que requiere mano izquierda, no conviene provocar a quien te debe tanto dinero, pero la tensión y la desconfianza son palpables. China puede seguir el camino de Occidente y comprobar que ha crecido demasiado deprisa y de forma caótica. El hard landing es lo más probable.

La superpoblación

El pasado octubre llegamos a los 7.000 millones de habitantes. No sólo somos muchos si no que, programados por los medios de comunicación, todos desean consumir cuanto puedan. Los recién ascendidos al paraíso consumista lo quieren todo con una determinación feroz. Somos más que nunca y queremos consumir más que nunca ¿de dónde saldrán los recursos? Algunas materias primas están en proceso de agotamiento, otras se tienen que manipular y degenerar para poder ofrecerlas en mayor cantidad y más deprisa, las consecuencias son lamentables para el planeta, menos bosques, menos naturaleza, animales maltratados, ríos y mares contaminados, humos y polución en progresión geométrica, coches y más coches, aire de mala calidad, agua de mala calidad, alimentos de mala calidad y todo cada vez más caro y más escaso ¿nos hemos vuelto locos?

La deuda

Hace años que sugerí que esta crisis es de diseño y hace años que sospecho que su objetivo es poner a los países occidentales de rodillas a través de la deuda. Es el arma más efectiva y no hay que disparar un solo tiro. Ya lo habíamos comprobado en América Latina y en el tercer mundo en décadas pasadas, ahora es el primer mundo quien debe arrodillarse. Parecía que nunca nos tocaría, lo veíamos en las noticias y no le dábamos demasiadas vueltas, nos pillaba muy lejos. Ahora habrá que dárselas porque estas barbas son las nuestras. Se ha caído en la trampa, se cogió el dinero cuando lo ofrecían en cada esquina y se entró en una espiral inducida, después se cerró el grifo (abril del 2.007) y el tinglado comenzó a venirse abajo, entonces tuvo que ponerse el dinero que había para ayudar a los que caían y cuando se acabó se pidió prestado para seguir sosteniendo el sistema. Ahora estamos llegando a las últimas consecuencias, ni ahorrando, ni sacrificándonos podremos pagar la deuda. Sus intereses hacen cada día la montaña más grande y los recortes disminuirán el crecimiento. No es la salida ¿A quién se le debe tanto dinero? ¿No ha podido responderse? pues ya tiene la respuesta.

El colapso bancario

Cuatro años de crisis, un par de stress tests y aún no tenemos ni idea cual es el agujero del sector financiero. Algunos ya han caído, en bloque como el caso irlandés o de uno en uno como está pasando aquí con las cajas. Otros han sido nacionalizados, suerte para sus clientes, porque el dinero público no alcanzará para todos. Las estimaciones han ido creciendo año tras año, pero los pocos datos objetivos que tenemos demuestran que siempre son cortas. Si el interbancario ha desaparecido es por algo, si después de los rescates astronómicos el dinero sigue sin circular es por algo, si el BCE tiene que inyectar 500.000 millones de euros para facilitar liquidez inmediata es por algo.

El sistema bancario se va a reducir drásticamente, unos desaparecerán, otros serán absorbidos, en el futuro habrá pocos bancos y muy grandes. Para llegar hasta allí habrá que pasar por quiebras, corralitos o lo que sea, si de paso se puede echar parte del dinero de los depositantes al agujero negro virtual se hará. Si el colapso se nos viene encima, y puede producirse en la primera mitad del año ¿quién responderá de los depósitos? Los ahorradores son los últimos de la fila, detrás no hay nadie.

Los tecnócratas

Les llaman así eufemísticamente, son individuos muy preparados que entienden de números y que no pierden la compostura, se han educado en las élites financieras y tiene contactos cruzados por todo el mundo, pertenecen a los grupos de poder y tienen trayectorias profesionales tan deslumbrantes como opacas. Cuando se evalúa su tarea se evidencia que de sus acciones salen beneficiados unos pocos y perdiendo la mayoría. Aún así son promovidos una y otra vez a puestos de mayor responsabilidad. Están por todos lados, siempre en cargos ejecutivos y siempre en la distancia, búsquelos en los bancos centrales, en los organismos internacionales, asesorando a gobiernos o grandes corporaciones, dirigiendo comités o grupos de trabajo, permanentemente reunidos, son los que deciden que se hace, aunque usted nunca lo sepa. En Europa están en temporada, brotan como hongos.

La tensión bélica

Cuando la situación se deteriora hasta los niveles actuales la tentación militar es inevitable. Resolver por la fuerza los problemas acuciantes es una costumbre muy humana, si además se consigue con ello apropiarse de algo ajeno mejor que mejor. Las tensiones y las provocaciones van subiendo de tono, surgen las primeras advertencias, más o menos explícitas, desde diferentes partes del planeta. Rusia y China han lanzado algún que otro mensaje a Occidente dando a entender que no permitirán que se actúe contra Irán. Hay mucho en juego geoestratégicamente hablando, además de los recursos de la zona. Oriente Medio, Corea y Centro América pueden ser lugares donde salte la chispa. Se está jugando con fuego y los antecedentes de anteriores crisis de esta magnitud no son muy alentadores.

Lo inesperado

La propia naturaleza también puede ser un factor perturbador. El incremento constante de terremotos, erupciones volcánicas, huracanes, tifones, inundaciones, sequías y demás desastres naturales parece seguir una pauta constante que puede deberse a ciclos naturales de larga duración. Los datos de los últimos años muestran una actividad inusual que puede deberse a factores diversos pero que va en ascenso. Hay astrónomos que afirman que el tránsito del sistema solar por la galaxia nos está llevando a una zona donde existen desconocidas perturbaciones que pueden afectar a los polos magnéticos o provocar la llegada asteroides. Las turbulencias también se evidencian en el sol y tanto la NASA como la Comisión Europea consideran muy probable que se produzca a corto plazo una tormenta solar que pueda destruir los sistemas eléctricos y de comunicación. Un escenario así nos mandaría 200 años atrás.

Puede haber otros sucesos inesperados imposibles de adelantar por su propia naturaleza. Algunas revelaciones de mucha transcendencia también son posibles.

Doble recesión o depresión

El ECRI da por sentado que habrá una segunda fase recesiva tras la vivida en el 2.008, la tan traída y llevada “W” En Europa parece estar a la vuelta de la esquina y en EEUU un poco más lejos, si se produce, según su intensidad, podría conducir a una depresión similar a la de los años 30.

Corrupción y decadencia

La corrupción ha sido históricamente el síntoma más evidente de que una civilización había entrado en descomposición final. Si tenemos en cuenta que es como un iceberg, sólo visible una de cada nueve partes, es evidente que estamos en pleno proceso de decadencia. Este año continuará madurando, hay tal cantidad que es imposible no descubrir nuevos focos aunque sea por casualidad.

El mundo árabe

Con la distancia que nos da el tiempo, aunque aún sea breve, es obvio que la mal llamada “primavera árabe” no fue un movimiento espontáneo y popular, sino una estrategia bien planeada y fácil de ejecutar. Una manera de dejar huérfanos políticamente hablando a diversos países musulmanes situados en una importante zona geoestratégica que crea un ámbito de inestabilidad propicio para jugadas posteriores de la partida.

La ONU dio carta blanca a la OTAN para abrir un pasillo aéreo de protección a civiles en Libia y ya saben como acabó. Credibilidad cero. El proceso sigue, ahora transita por Siria.

Papel moneda y oro

El oro ha cerrado su undécimo año de subidas consecutivas. Comenzó a subir cuando estallaba la burbuja tecnológica, siguió ascendiendo con los atentados del 11S y la guerra de Irak, y lo siguió haciendo con la escalada de las Bolsas y el boom inmobiliario y aún lo hizo cuando estalló éste y comenzó el colapso financiero, y todavía cuando los mercados rebotaron con aquellos brotes verdes sintéticos ¿Creen ustedes que una tendencia tan constante y sostenida entre tanto marasmo de activos puede estar guiada por un mercado de inversores tradicional? Yo tampoco. El oro ha sido acumulado por aquellos “visionarios” que preveían todos estos acontecimientos, fue la primera señal para recapacitar sobre el aroma artificial de la crisis. Y la pregunta es ¿con qué fin?

El oro es oro y no hay quien lo fabrique, los billetes son papel y sólo hace falta una impresora, cuando lleguemos al final del pozo cada cual valdrá por lo que es, el que tenga el oro será el que decida sobre paridades, canjes, sustituciones o cualquiera que sea la formula con la que las finanzas virtuales vuelvan a ajustarse a la realidad.

El dólar ha perdido el 90% de su poder adquisitivo desde que existe la FED (98 años) Imprimir tiene un precio, sobre todo para los que no tienen impresora.

La privatización del poder

No ha sido cierto jamás, pero se he generalizado la idea de que el poder residía en los pueblos, eso que llamamos soberanía. En realidad siempre ha sido manejado por unos pocos aunque en las últimas décadas se camufló con cierto éxito, ahora los acontecimientos están mostrando la realidad: lo público retrocede ante lo privado. No hay quien pueda ni quiera hacer frente a los grupos de poder, lo controlan todo, desde los ejércitos hasta las finanzas, desde los recursos hasta los medios de comunicación ¿Cómo era aquello de la yenka? Izquierda, izquierda, derecha, derecha, delante, detrás, 1,2,3. Al final en el mismo sitio.

Los gráficos

El planteamiento expuesto en el 2.007 es totalmente viable. Veinte meses de bajada de julio de 2.007 a marzo de 2.009 para la primera onda. El movimiento fue demasiado profundo para tan corto espacio de tiempo, hacía falta una onda correctiva de larga duración y se produjo de marzo del 2.009 a febrero-mayo del 2.011 según los índices, desde ahí ha comenzado la siguiente onda bajista, hemos visto su primer impulso este verano y el rebote en otoño, próximo a concluir, pronto podría empezar la parte más rápida a la baja.

Las ondas tienden a la igualdad, luego se podría repetir la pauta de 20 meses aproximadamente. Si contamos desde febrero el suelo estaría sobre octubre de este año, si lo hacemos desde mayo sería en diciembre.

La parte vertical de la bajada anterior fue de septiembre del 2.008 a marzo del 2.009, de ser igual correspondería de abril a octubre del 2.012. No tienen porqué ser tan precisas pero deben ser de estructura similar. El objetivo por debajo de los mínimos del 2.009, en algunos casos bastante menos de ese nivel.

El ciclo

El ciclo Kondrátiev, una herramienta útil, nos sitúa en la fase de invierno y aunque es difícil de precisar parece anunciar la llegada de la primavera para algún momento entre el 2.020 y el 2.023. No sería de extrañar 15 o 16 años de corrección tras 32 de subida (1.975-2.007)

Si los gráficos se desarrollan como se ha indicado en el apartado anterior, el impulso bajista iniciado en 2.007 será en tres ondas, lo que implica que no es el final sino parte del proceso correctivo. Son necesarias cinco ondas o dos movimientos de tres, para ponerle fin definitivo. Es mucho especular pero si se produce el suelo a finales del 2.012 o principios del 2.013 podríamos ver un periodo al alza, sin superar máximos históricos, desde el 2.013 al 2.017, y el último movimiento a la baja del 2.017 al 2.022, sería entonces cuando podría comenzar un verdadero mercado alcista de largo recorrido. De darse este escenario los precios podrían hacer suelo en niveles que ahora mismo nos parecerían una locura.

Tomen esto como una hipótesis, la mía, que hay que ir verificando y matizando con el tiempo.

La esperanza

Si toda crisis es una oportunidad esta va a ser una “gran” oportunidad. Quizá tanta presión pueda por fin hacer reaccionar a un ser humano indolente y dormido. Puede que adopte un nuevo punto de vista y tome consciencia de otras realidades. Quizá apague por un momento la televisión y empiece a pensar que las cosas pueden ser de otra forma. Quizá se plantee   que el estilo de vida actual no es el más adecuado. Podría pensar que todas las maneras en las que nos hemos organizado son modificables y mejorables. Podría darse cuenta que sus conductas y creencias no son suyas sino adquiridas y que en realidad todos somos muy parecidos y tenemos las mismas necesidades. Quizá concluya que es más productivo colaborar que competir y que no es necesario pasar toda la vida trabajando para cubrir las necesidades básicas y adquirir algunos artículos. Quizá pueda liberarse de esa voz que desde su cabeza le distrae y atemoriza y darse cuenta de que tiene más posibilidades de lo que cree. Puede que entonces deje de correr hacia ninguna parte, duerma sin pastillas y recupere el brillo en la mirada. Si esto comenzara a suceder en 2.012 sería verdaderamente un año emblemático.

Dos líneas más y acabo, porque como dice el proverbio chino, se es esclavo de lo que se dice y dueño de lo que se calla.

Si nos ceñimos al significado literal del término apocalipsis “poner al descubierto” es posible que tengan razón los que piensan que este será un año apocalíptico.

“Dadme el control del suministro de dinero de una nación y no importará quien haga sus leyes”

 


Una reflexión para el ciclo

por Agustín López
Agustín López
Agustín López no ha puesto su biografía aún
El usuario no está conectado
Lunes, 12 Septiembre 2011 10:29 Categoría Artículo

Mi visión. Los más antiguos recordarán aquel primer recuento publicado en julio del 2.007 titulado "techo de largo plazo" al que siguió otro en octubre del 2.007 titulado "Credit crunch: el comienzo de un gran mercado de osos" Entonces recomendé liquidar todas las acciones y olvidarse de ellas hasta finales del 2.012 o principios del 2.013, al menos hasta que viéramos los mínimos del 2.003, e indicaba que el único activo que veía claro para compra era el oro.

A principios del 2.009 señalé que la caída era demasiado rápida y que debería haber un fuerte rebote para ajustar precios y timing. Esté se produjo y se tomaron posiciones alcistas en el nivel 7.200 que fueron cerradas entre septiembre y octubre de ese mismo año entre los niveles 11.300 y 11.500. Desde entonces no hemos hecho más que recomendar cortos una y otra vez. Realmente ha sido muy pesado porque los intentos de la Fed por sujetar las bolsas provocaron un mercado lateral alcista en Wall Street, Dax y Footsie y lateral bajista en el resto de Europa que se ha prolongado hasta el 2.011. Pero finalmente los argumentos que dábamos para insistir una y otra vez en que era imposible que estuviéramos en un nuevo mercado alcista y que a lo que asistíamos era a una onda B, tramposa y manipulada como pocas en la historia, han resultado acertados.

La onda C de este mercado bajista iniciado en el 2.007 ha comenzado ya y estamos en la última parte de su primera onda. Pronto veremos un rebote fuerte y sostenido que hará pensar a muchos que el mercado ha hecho suelo, pero no será así, la siguiente onda a la baja dejará bien claro que estamos en un verdadero mercado bajista y  los mínimos del 2.009 quedaran atrás, quizá muy atrás.

No es lo que más nos gusta para que vamos a engañarnos. El lado corto es triste y poco rentable, triste porque la economía sufre y los ciudadanos también, triste porque se pueden producir situaciones muy desagradables donde lo de menos sea qué ocurre con la bolsa, situaciones en las que, hasta los que acierten pueden salir perdiendo, espero que no lleguemos a tanto, pero la posibilidad está ahí, una prohibición de cortos tan duradera como la actual no es una buena señal. Habrá que vigilar a los bancos muy de cerca en las próximas semanas, la situación podría acabar como el rosario de la aurora, no vamos a ser alarmistas pero sí sensatos. Y poco rentable porque el lado corto, por eso se llama así, nunca puede dejar un beneficio de más del 100%, es el límite, salvo que su utilice un gran apalancamiento que siempre es peligroso, como está demostrando esta crisis.

Algún día volverá el mercado alcista y arrancará desde precios increíblemente buenos, entonces se podrán obtener, en el lado largo, beneficios del 300, 500, 1.000 % ya se verá, y además con todo el mundo feliz.

Mientras tanto hay que reconvertirse de inversor en trader e ir sorteando todos los meandros de este rió en descenso hasta llegar a las aguas tranquilas. Poca tranquilidad habrá ya en este año y especialmente en el que viene, hemos entrado en zona de rápidos.

Iremos desgranando los recuentos y viendo las dos posibilidades que existen a largo plazo. A final de año ya estará claro cual de las dos se impone.

Por lo pronto sigo manteniendo mi escenario de origen con suelo para el 2.013. Ahí habrá mercado alcista o rebote muy fuerte durante cuatro años. Pero ya habrá tiempo para hablar de ello, ahora a los rápidos.

El oro

por Agustín López
Agustín López
Agustín López no ha puesto su biografía aún
El usuario no está conectado
Viernes, 09 Septiembre 2011 12:03 Categoría Artículo

Otra consulta habitual: ¿es momento aún de refugiarse en oro?

En el 2.007 con el precio oscilando entre 600 y 700 recomendé la compra de oro como la más rentable y segura de las inversiones para lo que se nos venía encima, todo ello a pesar de que su precio había avanzado ya un 150% desde los mínimos.Escribí un artículo dedicado exclusivamente a este tema que circula por internet.

Hoy el oro cotiza en los entornos del 1.900 y  se ha multiplicado por más de siete. Evidentemente ya no es lo mismo. Esto no quiere decir que no pueda subir más, mucho más incluso, los movimientos alcistas continuados y duraderos suelen acabar de forma parabólica, con una pared vertical en su parte final, ya se puede ver esta verticalidad en los últimos meses, pero nunca se sabe donde tendrá su fin. Lo cierto es que las manos fuertes lo han acumulado y no lo sueltan, especialmente el banco de china no deja de acumular. Podríamos decir que aunque ha perdido gran parte de su encanto respecto al tema de la rentabilidad sigue manteniendo un sesgo positivo si lo que valoramos es la seguridad. Tal como se pueden poner las cosas en un futuro próximo no está demás tener una pequeña parte del patrimonio en oro, quizá pueda ser un seguro de vida en un momento determinado , lo que compensa el riesgo de perderle un  porcentaje en su precio. Mi compañero Johan cree que recortará pronto sobre el nivel 1.350 en un momento en que haya venta global de activos para tapar los agujeros que se produzcan cuando los mercados desciendan. Puede ser pero habrá que verlo.

Lo que conviene es tener una visión clara de que es el oro y cuanto hay. Su valor reside en su escasez, la facilidad con la que puede comerciarse con él y que es prácticamente indestructible y muy maleable. Evidentemente no se come por lo que en un caso extremo, tendría poco que hacer frente a otras materias primas como los alimentos, su ventaja es que seguirá siendo escaso siempre, a diferencia de los alimentos que pueden ser cosechados y criados. La tierra y el oro son los activos básicos en cuanto a seguridad, por ser finitos en su número, pero este valor sólo alcanza su máximo potencial cuando todos los activos basados en la confianza se derrumban. 

La cantidad de oro que se ha extraído en el planeta ronda las 170.000 toneladas. Esto significa que si lo repartiéramos por igual entre todos los habitantes tocaríamos a unos 26 gramos por persona. Y su valor total si se pusiera todo a la venta al precio actual rondaría los 6 billones de euros. Es decir que con todo el oro del mundo no saldaríamos ni la mitad de la deuda estadounidense, saquen sus conclusiones.

Si se diera un derrumbe de los activos basados en la confianza de poco serviría tener contratos sobre oro, habría que tenerlo de forma física y tomar medidas extras porque la historia demuestra que los estados cuando están al borde de la quiebra toman acciones muy drásticas haciendo uso de la fuerza, confiscar el oro de los ciudadanos es uno los tics más habituales.

Y la chispa encontró la pólvora

por Agustín López
Agustín López
Agustín López no ha puesto su biografía aún
El usuario no está conectado
Domingo, 07 Agosto 2011 16:22 Categoría Artículo

Ninguna situación que no estuviera ya presente en los últimos meses se ha producido durante las dos semanas que he estado de vacaciones. Sin embargo me encuentro con los mercados un 15% más abajo de donde los dejé, arrastrados por un impulso bajista que, sospechosamente, se inició en cuanto lo hicieron las masivas vacaciones de agosto.

En el artículo inaugural del 4 de julio señalaba que el escenario actual era como un cable de alta tensión serpenteando en un polvorín y que la explosión  llegaría con toda seguridad más pronto que tarde, y abríamos una ventana temporal de alto riesgo a partir del 10 de julio. Efectivamente ha sido más pronto que tarde.

Este movimiento a la baja certifica, como hemos repetido infinidad de veces, que el impulso alcista acabó en febrero y que los pequeños máximos que hemos visto posteriormente en algunos índices, no fueron más que picos a la espera de que se agotasen los fondos procedentes del QE2, sin este sostén artificial, un fracaso a todas luces, los mercados no han tardado mucho en demostrar cual es su verdadero estado de salud.

De repente, que curioso, los inversores, los que estaban al menos,han tomado conciencia de que los brotes verdes eran sintéticos, y por tanto artificiales e inconsistentes, y que la deuda, tanto en Europa como en USA ha alcanzado niveles irresolubles ¿dónde miraban antes?

Antes de irme teníamos un escenario técnico confuso que se había complicado por los variados tipos de recuentos posibles en los diferentes índices. Decíamos, perplejos, que la única posibilidad de armonizar todos los recuentos eran contarlos como una sucesión de 1-2. Esto implicaba unas caídas tan fuertes en plenas vacaciones que nos hizo dudar, pero al final ha resultado ser el planteamiento acertado. Dijimos que una bajada como la esperada tendría que ser por definición imprevisible y estas fechas eran las ideales para que así fuera. Ahora los recuentos están muy claros, estamos en la onda tres de la onda tres como mostraremos posteriormente en los gráficos.

Los índices estadounidenses han roto la figura de h-c-h que tan bien plantada estaba, esta vez sí ha funcionado, y ya han recorrido una buena parte del trayecto. El Ibex, y su valor director, el Santander, han roto con claridad a la baja los triángulos que tantas veces hemos estudiado. La suerte está pues echada y las caídas continuarán, la sobre venta descomunal que ha propiciado la rapidez de las caídas dará lugar a rebotes que podrían ser muy fuertes puntualmente, pero sin duda veremos niveles inferiores.

Extraña la primera reacción de los inversores americanos que corrieron a refugiarse en los bonos cuando comenzaron las caídas bursátiles, esto es lo habitual ante este tipo de movimientos pero no es lo adecuado para esta crisis donde la deuda es el epicentro del terremoto. El viernes parecieron reflexionar y a pesar de las caídas bursátiles el bono a 30 años perdió casi cuatro figuras.

He decidido escribir estas palabras en domingo porque el viernes, con los mercados cerrados, S&P rebajó la calificación de la deuda USA en un escalón, es algo que se rumoreaba hace tiempo y que puede estar parcialmente descontado, más cuando las bajadas son una auténtica pared vertical, pero que por ser un acontecimiento histórico, tendrá su reflejo a corto plazo y más aún a medio plazo. Supongo que estarán preparando medidas para atajar el pánico que podría producirse el lunes, y que habrá por tanto una volatilidad extrema incluso con paradas parciales del mercado. Les escribo pues hoy con más tranquilidad porque mañana tendremos una sesión de locos e intentaremos buscar nuestra pesca en el río revuelto. A las ocho ya estaremos con los primero futuros y la adrenalina corriendo por las venas.

Si han seguido nuestros consejos no tendrán ninguna posición larga y podrán actuar con serenidad entre el pánico de los comprados que dará lugar a oportunidades que intentaremos reflejar si dos dan tiempo suficiente, no necesitamos mucho pero si algo.

En cuanto al tema europeo no tengo gran cosa que añadir a lo que he dicho siempre, que los planes de ajuste no servirían para nada y que los ataques se irían extendiendo a países cada vez más grandes, el objetivo final es obligar a las naciones europeas a que cedan parte de su soberanía a un ente supranacional y puesto que no iba a ser posible por las buenas lo intentan conseguir por las malas.

EEUU ha empezado su cuenta atrás, es el principio del fin de su hegemonía, es sorprendente ver a Putin calificándolo como "parásito" mundial y a los chinos exigiendo garantías para sus inversiones en dólares y bonos y proponiendo una moneda mundial, este tema lo veremos constantemente a partir de ahora. Las tensiones entre grandes potencias van a ir en aumento.

El empobrecimiento de la población está provocando manifestaciones y disturbios por todas partes del planeta, hasta en el propio Israel este fin de semana, pronto las veremos en Estados  Unidos y serán el detonante de acontecimientos sorprendentes que aún están por llegar. Ya han leído en mis artículos que esta no es una crisis normal, es el final del modelo occidental y se removerá hasta las raíces, aún quedan muchas fases y mucho tiempo por delante. Tiempos duros sin duda que nos pueden llevar a situaciones extremas, desde corralitos globales, hasta secesiones nacionales, pérdidas de derechos y libertades o escasez de alimentos. A la larga soy optimista, mientras tanto día a día, serenos y lúcidos, es la única forma en la que se puede vivir y encontrar la forma de actuación adecuada.

Gráficos del Eurostock y del S&P. LLevamos mucho tiempo esperando pacientemente la conformación del techo y por fin ahí está.

Una reflexión distinta para un día tranquilo

por Agustín López
Agustín López
Agustín López no ha puesto su biografía aún
El usuario no está conectado
Lunes, 04 Julio 2011 14:23 Categoría Artículo

Los que nos conocen saben que utilizamos todas las herramientas existentes para analizar los mercados, dedicamos a ello la totalidad de nuestras energías, conocimientos y tiempo. Una de las usadas ocasionalmente es la astrología, por favor no lo confundan con los horóscopos que ven en las revistas, llevó 33 años analizando el cielo y les aseguro que es algo muy serio. No me gusta hablar de esto públicamente y sólo lo hago en contadas ocasiones, por encima de todo somos analistas y utilizamos el lenguaje propio de los mercados que ya se expresan suficientemente claro. A pesar de todo y dado que muchos de ustedes son aficionados al tema y me piden más comentarios al respecto, por lo útil que nos ha sido en los últimos meses para encontrar los giros de mercado, he decidido hacerles hoy una reflexión en este sentido.

El pasado 12 de marzo se produjo un evento muy relevante desde el punto de vista astrológico, la entrada de Urano en Aries. Este hecho que se da cada 84 años aproximadamente y que tiene una duración de siete años, es muy importante en todos los aspectos de la existencia y como no en el financiero. Durante el mes de febrero localizamos un techo de mercado utilizando la teoría de ondas de Elliott y recomendamos posiciones cortas convencidos de que la entrada de Urano en Aries provocaría algún acontecimiento repentino e imprevisible que sería la tarjeta de presentación de lo que nos esperaría en los siguientes siete años. Con un planeta que se mueve con tanta lentitud no podíamos precisar si el efecto se haría notar 15 días antes o un mes después, pero si que, observando la situación del resto de los planetas, pudimos definir una ventana de riesgo entre el 15 de febrero y el 15 de abril. Finalmente el acontecimiento se produjo el 11 de marzo y tuvo el genuino carácter de está posición, materializándose en el segundo terremoto más grande de la historia desde que el hombre tiene registros. La caída de los mercados fue profunda y rápida pero de efectos limitados a un corto espacio de tiempo como ya habíamos previsto.

Hoy haremos una reflexión general sobre lo que implica esta posición y lo que puede depararnos en los próximos años. Sobre esta situación tan especial podría escribirse un libro entero pero por razones obvias me limitaré a dar unas ligeras pinceladas. Urano y marte, las dos energías que hacen está mezcla, son los planetas que dan lugar a cambios más rápidos, intensos  y dramáticos. Producirán con toda certeza, acontecimientos y cambios sorprendentes que renovarán drásticamente y con celeridad muchos de los aspectos de nuestro mundo. Desde el punto de vista financiero Urano en Aries es como un cable de alta  tensión serpenteando y lanzando chispas en medio de un polvorín, es difícil precisar (de hecho la característica esencial de Urano es su imprevisibilidad) cuando se producirá la explosión y que magnitud tendrá, pero que se dará más pronto que tarde es prácticamente seguro.

Desde que los mercados bursátiles existen con las características actuales, sólo hemos tenido esta posición en una ocasión, fue del año 1.927 al año 1.934 y ya saben todos que el crack más grande de la historia se produjo de 1.929 a 1.932, perdiendo los mercados el 85% de su valor. La situación económica actual es grave y tiene tantos frentes abiertos que podría resquebrajarse por cualquier sitio, al mismo tiempo los recuentos que manejamos nos avisan que podríamos estar cerca de un giro definitivo a la baja de los mercados, por lo que no sería de extrañar que, a pesar de los esfuerzos que los bancos centrales están haciendo por inyectar liquidez y sostener la situación, está posición astrológica pudiera acarrear uno o varios acontecimientos inesperados que deterioraran el panorama hasta convertirlo en una nueva gran depresión de similares características a la ocurrida en aquellos años. Lo más complicado es encontrar el momento preciso, en la vez anterior la señal llegó el 24 de octubre de 1.929 y se confirmó en los días 28 y 29, la situación cambió de la noche a la mañana como un rayo que cae sobre la realidad transformándola (Urano rige el rayo) cuando el planeta estaba en el grado 8 de Aries. Actualmente está en el primer grado y los diez primeros del signo suelen ser los que tienen mayor potencia, pero debo confesar que nunca se puede saber cuando sucederá, el factor esencial en estas situaciones es la sorpresa y por definición es impredecible, lo único que puede hacerse es vigilar las formaciones de techo e intentarlo ahí una y otra vez, sólo así puede aprovecharse un acontecimiento de estas características. Sucesos de gran envergadura suelen producirse cuando el planeta se pone retrógrado, así estaba en octubre del 29, y así estará por primera vez a partir del próximo10 de julio, pero lo hará otras muchas veces durante los próximos años, el año 2.012 se presenta como especialmente peligroso.

Estaremos aquí día a día, vigilando constantemente los mercados e intentando encontrar las señales oportunas. Una última apreciación, urano se encuentra en cuadratura con plutón en capricornio, no me extenderé en explicaciones, pero esto indica que cuando llegue el momento, el poder, los Estados, los políticos, no harán más que agravar el problema con sus actuaciones.

Transición a un nuevo mundo

por Agustín López
Agustín López
Agustín López no ha puesto su biografía aún
El usuario no está conectado
Lunes, 04 Julio 2011 09:49 Categoría Artículo

Ninguna de las grandes culturas imperantes de la antigüedad fue consciente de que había entrado en la fase final  de descomposición hasta el momento en que otra cultura emergente, futuro paradigma, comenzó a imponerse repetidamente en los aspectos financiero, comercial y productivo. El que decae, siempre ciego a la nueva realidad, cree que mientras mantenga la supremacía militar seguirá conservando el status de líder, razón por la cual el testigo suele cambiar de manos a través de la fuerza. Hasta la fecha el conflicto bélico ha sido el que ha marcado la frontera de transición entre las distintas etapas de hegemonía .

Siempre ha habido, sin embargo, mentes lúcidas que supieron ver el proceso mientras se estaba desarrollando y lo hicieron público con más o menos fortuna, estos visionarios reconocieron los síntomas que presentaban sus sociedades y que guardan unos patrones comunes. Malestar de la población, distanciamiento entre gobernantes y gobernados, corrupción, manipulación, superficialidad, intriga, conspiración, opacidad, autocomplacencia, hedonismo, falsedad, injusticia, ostentación, abuso de poder, desilusión, reiteración de errores, maniobras de distracción, ocultación, secretismo, defensa a ultranza de privilegios, materialismo, incapacidad para adoptar nuevos puntos de vista, control férreo, proteccionismo...Una energía rancia y gastada, falta de fuerza y frescura que huele a viejo y a miedo, a modelos agotados y caducos. Las culturas, como todo lo existente, nacen, se desarrollan y mueren, y el proceso de envejecimiento nunca es fácil de aceptar ni de reconocer.

El modelo occidental decae por más que sus líderes se fotografíen sonrientes e impecablemente trajeados en constantes reuniones en las que discuten medidas que raramente acaban materializándose en soluciones reales y no representan más que remiendos cuya filosofía es cambiar algo para  que todo siga igual.

Los ciclos retornan una y otra vez, es el pulso alternante de la existencia, siempre igual y siempre único, la misma nota pero en una escala distinta. Lo que está ocurriendo en la actualidad ya ha sucedido otras muchas veces, está es la parte cíclica común, el sello distintivo lo determina la globalización y la tecnología. Nuestro planeta parece haber encogido y está obligado, por las fuerzas evolutivas, a encontrar un destino común para todos los seres que lo habitan. La interconexión y la interdependencia nos han llevado a un punto sin retorno, ya no caben soluciones parciales ni la imposición de intereses fragmentados o territoriales, el desarrollo de la tecnología armamentística no permitirá transiciones a la antigua usanza, porque esta vez todos perderían. El ser humano tendrá que demostrar que su conciencia ha crecido al mismo ritmo que su capacidad técnica y sustituir los viejos esquemas de competición por los de cooperación superando las fuerzas establecidas que se resistirán a abandonar sus posiciones de privilegio.

El camino hacia la unión global es la única alternativa, esto representa un salto cuántico que puede desembocar en el mayor estado de bienestar que jamás hayamos disfrutado o en un caos sin precedentes. Quién lo dirija, cómo y con qué fines marcarán la diferencia.

 Hoy  no abrirá Wall Street, celebra el aniversario de aquel día en que unos cuantos hombres y mujeres que habían llegado del viejo mundo llenos de ilusión y con una nueva visión de la realidad, constituyeron una nación que en muy breve espacio de tiempo se convertiría en líder del planeta y que ya presenta síntomas de envejecimiento con tan sólo 235 años. Si tomamos perspectiva y lo comparamos con los miles de años que duró el primer gran imperio, el egipcio, nos haremos conscientes de que el tiempo se ha ido acelerando en espiral hacia un punto central, llegados al vórtice podríamos acceder a un nuevo mundo distinto al de ciclos anteriores que quizá no sea más que un primer ciclo dentro de otra espiral que acabará de iniciarse.

En otro momento volveremos a hablar de resistencias, soportes,  tendencias y precios, navegando por esta peculiar actividad que hemos elegido como forma de vida en una  época, más peculiar aún, que vuela sin permitirnos tomar un respiro. Hoy aprovechamos  este día de tranquilidad para separar las narices de la pantalla y mirar un poco más lejos reconociendo que somos parte de una entidad mucho más grande que se conforma con lo que pensamos, sentimos y hacemos. El futuro es una responsabilidad común. Seamos cada cual como queremos que sea la realidad y así será.

 

 

EL Murciélago

por Agustín López
Agustín López
Agustín López no ha puesto su biografía aún
El usuario no está conectado
Sábado, 04 Julio 2009 09:25 Categoría Artículo

sábado, 4 de julio de 2009

El murciélago por José Agustín López Selfa

El murciélago es un hallazgo, descubierto tras varios años de investigación, que podría encuadrarse entre las figuras del análisis técnico del mercado de valores. Sin embargo es mucho más que una simple herramienta de análisis técnico. Su potencia y rentabilidad es de tal envergadura, y los indicios aportados sobre el conjunto del ciclo son tan valiosos que sin duda es algo más que una figura técnica.
Lo primero que la distingue es que permite salir y entrar en los puntos máximos y mínimos aprovechando totalmente el recorrido de las cotizaciones. Un segundo aspecto es que nos advierte no sólo de la dirección que va a tomar el mercado de forma inmediata, sino como lo hará en las dos ondas siguientes. Además, anuncia siempre movimientos rápidos y profundos por lo que ofrece grandes rentabilidades en cortos espacios de tiempo. Finalmente posee una alta fiabilidad, funcionando en un tanto por ciento muy elevado de las ocasiones.
Los murciélagos suelen formarse cuando el ciclo está maduro, generalmente en la última onda de impulso alcista, por lo que una vez culminado tendremos un mapa muy aproximado de cómo y dónde finalizará dicho ciclo. Nos permite no sólo esquivar las grandes correcciones sino sacar provecho de ellas, y nos libera del factor sorpresa, pues nos advierte de que se va a producir una corrección severa que nadie espera, a la que seguirá un gran alza, evitando así que los operadores actúen con el pie cambiado en momentos de intensa volatilidad.
El murciélago viene siempre precedido de un movimiento al alza fuerte y continuado, por eso se produce en los momentos de madurez del ciclo, generalmente cuando el mercado ha llegado a una valoración justa para un entorno económico dado, y nos anuncia que se ha llegado a un nivel de sobre compra donde es obligado una corrección para que posteriormente pueda producirse un último movimiento alcista que ponga fin a todo el ciclo. Podríamos decir que es un movimiento correctivo necesario para que se produzca la traca alcista final.
Los murciélagos vuelan siempre en los momentos de máxima volatilidad y suelen desconcertar a los operadores que cambian constantemente de opinión viendo el mercado alcista o bajista de un día para otro, ya que en realidad eso es lo que anuncian, movimientos rápidos en ambas direcciones.
Producida el alza intensa y continuada, condición previa indispensable, se produce finalmente la detención del movimiento alcista con una primera corrección moderada, a continuación pequeños movimientos en una y otra dirección sin alejarse mucho del suelo de dicha corrección lo que hace que los operadores empiecen a dudar si la corrección va a continuar o se va reiniciar el movimiento alcista, cuando las dudas empiezan a hacer mella es cuando el mercado se vuelve alcista de nuevo con fuerza suficiente para devolver el optimismo, entonces escala sin dificultad hasta el máximo anterior y se para justo en él o lo sobrepasa ligeramente, rara vez se queda por debajo aunque puede suceder según la forma que haya tomado el suelo de la corrección, es entonces cuando ha vuelto la confianza y nadie lo espera cuando se desata una corrección rápida y profunda que sorprende a todos impidiendo salir del mercado a los precios que parecían consolidados.
Los murciélagos son fáciles de medir en la profundidad de la corrección, siendo generalmente simétricos, aunque puede haberlos inclinados. Lo habitual es contar dos máximos similares (las alas) y un suelo de corrección muy claro donde el mercado ha rebotado varias veces. Determinados estos puntos, se traza una línea con el pico de las dos alas y otra con los mínimos del suelo, a modo de la línea clavicular de un hombro-cabeza-hombro. Se mide entonces esa distancia y se multiplica por 1, 618. El total de dicha proyección se mide desde la línea clavicular hacia abajo y el punto obtenido será el objetivo de caída. Debo advertir que si bien es cierto que esta regla funciona generalmente, ha de ser complementada con el recuento típico de las ondas de Elliott para asegurarnos de encontrar el suelo exacto, pues he podido comprobar que a veces no llegan al lugar indicado (cuando hay una onda cuatro en el recorrido) y que otras, las más, la corrección alcanza mucha más profundidad. La zona de congestión inmediatamente anterior es el punto de parada habitual. Es por eso conveniente hacer un recuento de las ondas que se producen en la caída así como esperar a que nos den entrada indicadores técnicos como el MACD para asegurarnos de que vamos a entrar en el momento oportuno. De cualquier forma esto lo haremos con el fin de lograr la excelencia pues el murciélago, incorpora un seguro de vida que subsana cualquier error de entrada: el mercado finalmente se vuelve y , también con gran velocidad, aunque mucho menos que en la caída, consigue hacer máximos de nuevo.
En mercados fuertes, con gran inercia alcista, una vez superadas las alas del murciélago las cotizaciones permanecen por encima durante un tiempo suficiente y una amplitud clara. Sin embargo en otros más débiles, donde ya se han producido pequeñas correcciones, próximas en el tiempo, suelen hacer máximos cortos y rápidos para girase de nuevo a la baja rápidamente. Alguna vez he encontrado murciélagos que se han convertido en pautas terminales, sin posterior recuperación, son escasos y se dan siempre en posición de onda “B”.
Finalmente la última indicación, cuando el mercado haya acabado la onda alcista que superó la altura del murciélago el ciclo habrá acabado y entonces, con el tiempo suficiente, el mercado, ahora bajista, irá perdiendo posiciones y no volverá a ser alcista al menos hasta que haya caído por debajo del punto donde finalizó el murciélago, generalmente en la parte baja de la onda cuatro inmediatamente anterior al mínimo del murciélago.
Los murciélagos son tan fiables que funcionan en gráficos de índices y de acciones, así como en gráficos semanales, diarios, horarios e incluso de minutos, si bien es cierto que en estos casos la tercera regla de las descritas debe ser olvidada. Encontrar un murciélago en gráficos intra día es como encontrar un tesoro pues asegura una ganancia espléndida en muy corto espacio de tiempo y sin apenas riesgo. Son más fiables, como todas las figuras, cuanto más amplio y participativo es el producto en el que operamos.
A continuación me gustaría hacer unas indicaciones sobre la morfología del murciélago pues es muy característica y es la que le da su nombre. Cuando está en formación es fácil intuirlo pues, una vez finalizada el ala izquierda , empieza a construir pequeñas ondas pegadas al suelo de la corrección donde destaca una central, a modo de cabeza y dos laterales a modo de orejas, que suelen ser bastante simétricas, antes de comenzar el ala derecha que nos dará la confirmación. Las orejas pueden superar la altura de la cabeza o quedar por debajo de ellas pero suelen estar a la misma altura. Alguna veces se producen murciélagos sólo con cabeza o sólo con orejas, pero son menos fiables hasta que no se inicia la caída pues pueden confundirse con otras formaciones. Finalmente advertir que también pueden encontrarse invertidos, pero en estos casos suelen desdibujarse en su simetría y no respetar algunas de las reglas descritas.
A veces, en acciones sueltas, con características especiales, sobre todo en murciélagos muy anchos, he comprobado que la cotización puede tardar mucho tiempo en volver a máximos. Los murciélagos que mejor funcionan son los que se forman con gráficos de 30 a 70 barras o velas, entre los picos de las alas, ya sean de minutos, horas o días.







Acceso Usuarios

Calendario

Loading ...

Archivos del blog

Buscar

Ruta: ARTICULOS